LAS CÁMARAS TRAMPA CAPTURAN MÁS DE 400 REGISTROS DE VENADOS EN EL NUEVO CAUCE DEL ARROYO BRUNO

La red de cámaras trampa de Cerrejón ha registrado más de 400 imágenes de venados, en el nuevo cauce del arroyo Bruno, en los últimos cuatro años. El venado cauquero es una de las 30 especies de mamíferos que han sido identificadas en el cauce de este arroyo.

Los venados cumplen una función esencial en el equilibrio del ecosistema, ya que se encargan de dispersar semillas en los bosques favoreciendo el crecimiento de árboles nativos, además de ser una de las principales fuentes de alimento de grandes felinos como el jaguar.

La presencia de venados en la ronda del arroyo es fundamental para asegurar el adecuado funcionamiento de la cadena alimenticia ya que sirven de alimento para reguladores naturales del ecosistema como los jaguares. Estos felinos evitan que otras especies herbívoras consuman sin control las plántulas que crecen en la cuenca del arroyo. Uno de los indicadores del buen estado del nueve cauce del arroyo Bruno es la identificación de más de 390 especies de  fauna entre las que se destaca un jaguar cachorro nacido en el lugar así como el establecimiento de más de 12.000 árboles de 70 especies nativas”, afirmó Luis Madriñan, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.  

La presencia de mamíferos como el jaguar, el puma, el venado, entre otros, ha permitido crear en el nuevo cauce un corredor de biodiversidad de 24 kilómetros que va desde la reserva forestal de Montes de Oca hasta el río Ranchería. Un espacio que mantiene las condiciones idóneas para que las diferentes especies de fauna transiten libremente, encuentren refugio, agua y alimentación, y las de flora puedan crecer y subsistir.

El proyecto de modificación parcial del arroyo Bruno se ha convertido en un proyecto de ingeniería único en Colombia que demuestra que sí es posible unir la ecología y la ingeniería para hacer minería de manera responsable con el medio ambiente y las comunidades.

Deja un comentario